Anuska i Rogent

Anuska Peguero y Rogent Lloret

Cross Fit


Galería

En esta última semana os vamos a hablar del deporte que compartimos actualmente y con el que se forjó nuestra relación: el CrossFit.

Para empezar os contaremos que Rogent escuchó hablar del CrossFit por primera vez en el año 2007 en Estados Unidos, al acabar un combate de MMA, su contrincante le dijo: “You should try CrossFit”. No obstante, no fue hasta el año 2012 cuando se abrió Reebok CrossFit BCN, el primer box de CrossFit en Cataluña, que se apuntó sin dudarlo.

Yo oí hablar de él en el 2011 entre mi grupo de compañeros del entorno laboral como “nueva tendencia” del fitness y empezamos a experimentarlo buscando información y vídeos de una forma muy rudimentaria. Uno de ellos fue a hacer la formación y al volver puso en práctica con nosotros sus conocimientos organizando nuestros entrenos. A partir de ahí, me enamoré del tipo de reto que me ofrecían esos entrenos.

Sin haber todavía ningún box en Cataluña, me comentaron que se iba a celebrar el primer campeonato de España y no dudé en presentarme a las pruebas: unos entrenos que tenías que grabar y enviar, y unas pruebas físicas en las oficinas centrales de Reebok, que me permitieron clasificarme para el campeonato de España! Sin todavía un box dónde practicarlo preparé el campeonato como pude con la ayuda de mis compañeros. A la vuelta del campeonato de Madrid, por fin, nuestro amigo que nos instruyó desde el principio, abrió Reebok CrossFit BCN, un paraíso para mí.

Allí fue donde Rogent y yo nos reencontramos entrenando juntos los mediodías y, poco a poco, fuimos avanzando juntos tanto como CrossFitters como en nuestra relación.

Nosotros definimos el CrossFit como un método de acondicionamiento físico de fuerza central (la misma base de la que comentamos en Pilates por curioso que parezca) que se basa en movimientos funcionales, realizados a alta intensidad, constantemente variados.

El objetivo de CrossFit, por tanto, es la mejora de la forma física general, a través de la mejora conjunta de todas las capacidades físicas básicas: fuerza, resistencia cardiovascular, resistencia metabólica, flexibilidad, coordinación, agilidad, equilibrio, precisión, potencia, velocidad.

CrossFit divide todos los movimientos en tres grandes grupos a los que llama elementos y que son:

-Gymnastics : ejercicios con el objetivo de trabajar uno o varios grupos musculares a través del uso de nuestro peso corporal (p.ej: air squat, push up, rope climb, pull up… )

-Weightlifting: ejercicios con el objetivo de trabajar uno o varios grupos musculares a través del uso de pesos externos a nuestro cuerpo (p.ej: front squat, snatch, thruster, kettlebell swing, Wall ball…)

-Metabolics: ejercicios con el objetivo de mejorar el funcionamiento las vías metabólicas (p.ej: run, row, run, swim, jump rope…)

Al principio los nombres de los movimientos suenan un poco a chino, pero poco a poco los vas aprendiendo. La ventaja de que estén en inglés es que cualquier practicante de CrossFit, sea de donde sea, habla de los mismos movimientos con las mismas palabras.

En resumen, CrossFit no busca mejorar áreas específicas de la forma física del individuo ni conseguir que sea el mejor atleta en una disciplina concreta, si no que intenta que sea lo más completo posible respecto a todas las capacidades físicas.

Hay una falsa creencia de que el CrossFit es un entrenamiento peligroso, y que te lesionas fácilmente y como fisioterapeuta no puedo estar más en desacuerdo, pienso que el desconocimiento lleva a éstas conclusiones, pero si queréis os doy mi opinión.

Está contraindicado practicar CrossFit sin la supervisión de un profesional del deporte o salud. Ellos están capacitados para adaptar cualquier ejercicio a la patología que sufra la persona haciendo que el entrenamiento sea óptimo sin crear consecuencias negativas. Gente operada, con patologías crónicas e incluso con necesidades especiales de deporte adaptado practican CrossFit por todo el mundo. Lo más importante es ponerte en buenas manos, así que antes de elegir por precio o proximidad, hay que elegir tu box de CrossFit por la calidad de los profesionales que tienen como coach.

La forma de trabajar en CrossFit, a no ser que sigas una planificación concreta de competición, es en grupo, siempre con un coach que supervisa la sesión. Cada día hay un entreno diferente, nunca sabes lo que te va a toca hacer y lo acabas entrenando todo, cosa que ayuda a mantener tu motivación y la mejora de tus resultados. Que no lleve a confusión lo de entrenar diferente cada día, no se deja nada al azar, se entrena bajo una planificación del coach que estructura las clases para que se trabaje a lo largo del mes todos los movimientos y elementos en su justa medida.

Una de las características que tienen las clases en grupo es que entrenar con gente de niveles muy diferentes hace que todos se ayude entre si y te sientas integrado desde el principio. El coach te hace llegar a límites de entreno que creías imposibles y tus compañeros te ayudan a no rendirte.

Los que practicamos CrossFit coincidimos en que nos sentimos mejor, más fuertes, más enérgicos y estamos de mejor humor, siempre hay excepciones, pero yo no las conozco! 😉

Espero que os animéis a descubrir el CrossFit y a experimentar los cambios en vuestro cuerpo y estado de ánimo.

 

Jiu-Jitsu brasileño


Galería

“Esta semana os hablaremos del Jiu-Jitsu brasileño o BJJ: Se trata de un arte marcial y deporte de combate cuyos origines se remontan al Japón feudal y al tipo de lucha que utilizaban los samuráis para sus enfrentamientos cuerpo a cuerpo, priorizando el uso de proyecciones, luxaciones y estrangulaciones, dado que sus adversarios solían ir ataviados con armaduras, cosa que reducía bastante la eficacia de las técnicas de golpeo.

Con la modernización de Japón al final del siglo XIX y la prohibición del uso de armas, las escuelas de Jiu-Jitsu empezaron a decaer. En ese momento, Jigoro Kano, un profesor de educación física, fundó lo que hoy conocemos como Judo, basándose en sus conocimientos previos de Jiu-Jitsu.

A principios del siglo XX, varios maestros de Judo emigraron del Japón para transmitir sus conocimientos en otros continentes. Uno de ellos fue Mitsuyo Maeda, quien llegó en 1914 a Brasil, donde enseñó a los hijos de Gastâo Gracie el arte marcial conocido como Kano Jiu-Jitsu (Judo).

En 1925 se inauguró la primera academia Gracie Jiu-Jitsu, donde los hijos de Gastâo, Carlos y Helio Gracie, adaptaron perfectamente las técnicas aprendidas a sus condiciones físicas (eran pequeños y delgados). La idea principal tras el sistema que enseñaban era que cualquier persona podía defenderse de otra de mayor fuerza y tamaño con el uso de la técnica para llevarla al suelo y aplicarle una técnica de sumisión (luxación, estrangulación, presión o estiramiento).

No fue hasta mediados de los años 90 cuando el BJJ o Gracie Jiu-Jitsu empezó a hacerse popular a nivel mundial gracias al torneo de artes marciales mixtas (MMA) llamado UFC (Ultimate Fighting Championship), donde uno de los hijos de Helio, Royce Gracie, ganó tres de las primeras cuatro ediciones. Royce se enfrentó y venció a especialistas de multitud de artes marciales y deportes de contacto, demostrando la efectividad de su sistema.

Actualmente el BJJ se practica en todo el mundo como método de defensa personal pero sobre todo como deporte de combate. Tiene sus propias federaciones, multitud de competiciones y cada vez más practicantes, que esperan que su deporte entre a formar parte algún día de los Juegos Olímpicos.

Lo que os explico ahora es como yo, Rogent, conocí el BJJ, como me enamoré de él y como sigo practicándolo y dando clases a día de hoy:

Corría el año 2002. En esa época yo estudiaba los últimos años de mi carrera en “Ciencias de la Actividad Física y el Deporte” en el INEFC de Barcelona. Al mismo tiempo, seguía entrenando Karate como había hecho desde pequeño y hacía mis primeros pinitos como judoka aficionado en la asignatura de Judo de la carrera.

Un compañero de los entrenos de Karate me pasó una cinta VHS del UFC 1, donde se veía a Royce Gracie deshacerse de sus adversarios con relativa facilidad a pesar de su constitución poco atlética. Podría decir que ese fue el detonante de mi interés por el BJJ.

Poco después, por Barcelona aparecieron unos carteles en que Robin Gracie, el hermano menor de Royce, desafiaba a quien quisiera a luchar contra él ofreciendo un importante premio en metálico por la victoria.

Al ver los carteles de Robin por Barcelona, decidí acercarme a su academia a pedir información y enseguida me puse a entrenar. Y ahí empezó mi historia de amor con el Jiu-Jitsu. Seguí entrenando, compitiendo e intentando aprender todo lo posible. Llegué a ser campeón de España en varias ocasiones, tercer clasificado en el mundial del 2005 en la categoría de cinturón morado, campeón de Europa en cinturón marrón en el 2009, año en que conseguí mi deseado cinturón negro de manos de mi maestro Robin Gracie.

Cuando todavía era cinturón morado (en BJJ los cinturones son blanco, azul, morado, marrón y negro), me surgió la oportunidad de empezar a dar clases en un gimnasio de Terrassa. Desde entonces y hasta ahora he seguido enseñando todo lo que sé y todo lo que sigo aprendiendo día a día, a los alumnos que he ido teniendo a lo largo de los años. Entre estos alumnos, se encuentra Anuska, que decidió probar el BJJ para conocer de cerca una de mis pasiones.

Para mí, el Jiu-Jitsu brasileño representa una manera súper divertida y emocionante de aprender a defenderse y mantenerse en una buena forma física y mental (trabaja la memoria, estrategia, concentración…). Además fomenta valores importantes para el día a día como la paciencia, la disciplina, la perseverancia, el coraje y el compañerismo entre otros.

Por último, os quería hacer una recomendación: si tenéis la oportunidad de probar alguna clase de BJJ, hacedlo, no os arrepentiréis, os lo garantizo.”

 

 

Método Pilates


Galería

Esta semana os vamos a hablar de la disciplina por la que nos conocimos, el Método Pilates.

Para los que aún no lo sepan el método Pilates es un sistema de ejercicios de elongación y tonificación desarrollado por Joseph Pilates hace casi un siglo. Este tipo de trabajo mejora la postura, la flexibilidad, la fuerza y el equilibrio. Es sabido que en los últimos años se ha producido un auge de movimiento enfocado a la relación cuerpo-mente, un “volver a lo básico” y es aquí donde un sistema tradicional como Pilates vuelve a ponerse de moda.

Hemos oído muchas veces que el método Pilates son estiramientos y se suele clasificar como una “gimnasia dulce”. En nuestra opinión es un trabajo intenso, muy preciso y en el que hay mucha sensación de esfuerzo.

La filosofía de Joseph Pilates se centra en el entrenamiento conjunto de la mente y el cuerpo para que trabajen en la búsqueda del bienestar y el control total. De hecho, él mismo lo llamó “Arte de la Contrología”

Los principios fundamentales del método son los siguientes: concentración, respiración, estabilización del centro (Powerhouse), fluidez, precisión y control.

Dicho método consiste en una combinación única de ejercicios de elongación y fuerza mediante la contracción y la sustentación de la postura. Cada movimiento se inicia desde el “Powerhouse”, situado en la zona abdominal, los músculos de la cual actúan casi todo el tiempo como fijadores de la acción, esto lleva a constituir unos músculos abdominales muy fuertes y un centro muy estable.

Pilates ideó un equipo de máquinas o aparatos con la idea de acelerar y facilitar la mejora del rendimiento, ejecución y postura de los clientes. En el trabajo con máquinas no hay impacto, por lo que no es agresivo para las articulaciones. Además, permite hacer modificaciones para aquellas personas con lesiones o diferentes condiciones físicas y para variedad de edades.

También facilita el equilibrio, la fuerza y la flexibilidad (no por estar basado en estiramientos, sino porque el trabajo en máquinas demanda una contracción muscular concéntrica y excéntrica -resistencia durante todo el movimiento- que mejora la flexibilidad muscular y la capacidad de reacción).

Como fisioterapeuta, el método Pilates me ha sido de gran utilidad sobre todo para los pacientes con dolores de espalda, pero he acabado aplicando ejercicios de Pilates en todos los pacientes. A nivel de entrenamiento personal, tanto Rogent como yo lo hemos usado para enseñar a los clientes a tener conciencia de su postura, cómo alinearla y a tonificar la musculatura que la sostiene. Como atletas, la práctica del método nos ha enseñado la importancia de entrenar siendo conscientes de cada movimiento y realizándolo pensando en lo que se está haciendo, conectando la mente con el cuerpo. Esto lo hemos aplicado en cada uno de los deportes que hemos practicado después, ya que trabajando de ésta forma se optimizan los esfuerzos y el movimiento se vuelve más eficiente.

En resumen: practicar el método Pilates mejora la postura y realinea la columna vertebral, alivia los dolores de espalda, mejora la flexibilidad, tonifica la musculatura estabilizadora, fortalece la pared abdominal, ayuda a la recuperación de lesiones musculo esqueléticas, reduce la ansiedad y mejora la condición física.

¿A que esperáis a probarlo?

Nosotros os lo recomendamos, y el propio Joseph Pilates decía: “En 10 sesiones notarás la diferencia, en 20 sesiones verás la diferencia, en 30 sesiones tu cuerpo habrá cambiado”.

 

 

Presentación Anuska Peguero y Rogent Lloret


Galería

Hola a todos,

Somos Anuska Peguero y Rogent Lloret, y el deporte nos ha unido.

Tenemos 37 años y el deporte es nuestra pasión y nuestra profesión, la mezcla perfecta para disfrutar de la vida.

Nuestro amigo Pere Fortuño, que ya conoceréis por su historia “It´s your time” nos ha hecho 7 preguntas y con ellas nos conoceréis un poco más.

Pregunta: ¿Cuál es vuestra profesión?

Anuska: Soy Fisioterapeuta especializada en el ámbito deportivo, tengo vocación desde muy pequeña y lo que más me gusta es vivir mi profesión en el terreno de juego, es dónde puedo disfrutar de mis dos pasiones, el deporte y la fisioterapia.

Rogent: Soy entrenador de MMA, Jiu-Jitsu brasileño y CrossFit. Intento transmitir mis conocimientos de esas tres disciplinas, a la vez que sigo aprendiendo cada día un poco más. La mayoría de mis clases son en grupo, pero también doy clases privadas.

P: ¿Cómo os definiríais?

A: Me considero una mujer de acción, me gustan los retos y trabajar para superarlos. Soy una persona optimista, enérgica y con un fuerte carácter, amiga de mis amigos y muy fiel a mis principios. Algunos dicen que soy un poco cabezota, y tienen razón. Con el paso del tiempo me he ido convirtiendo de una persona visceral a una más reflexiva y he visto grandes cambios tanto en mi vida personal como en la deportiva. Recomiendo cultivar el cuerpo sin olvidar el espíritu.

R: Me definiría como un apasionado del deporte que tiene la suerte y el orgullo de poder trabajar de ello. Me encanta poder enseñar todo lo que sé a aquella persona que quiere escuchar, aprender y mejorar. Soy un tipo tranquilo y alegre, pero al que también le encanta competir.

P: ¿Qué deportes habéis practicado?

A: He practicado muchos deportes y me han encantado todos! De pequeña me encantaba la natación y el tenis y les dedicaba todo el tiempo que podía, practiqué en el colegio la gimnasia deportiva, pero me gustaba más el deporte al aire libre como el volei playa.

Tengo que reconocer que no me gusta mucho correr y para vencer esa relación disfuncional me animé a hacer triatlones, en los que mi parte “favorita” llegaba al final, cuando estabas agotado y mentalmente estresado, me fue bien, ahora me gusta un poco más ;).

Cuando empieza el buen tiempo me encanta patinar, empecé con el skate y me asenté en los patines en línea, patinar de buena mañana y seguir el día jugando a vóley playa es mi plan perfecto para el verano. En invierno el snowboard es la mejor opción, aunque últimamente no tengo demasiadas ocasiones para practicarlo.

R: Que yo recuerde, he competido en karate, bádminton, voleibol, jiu-jitsu brasileño, grappling y MMA, llegando a competir de manera profesional en este último deporte (luchando en torneos internacionales como Bellator, KSW, M-1 Global, Strength & Honor, etc).

A parte de esto, le he dado mucho al skate y al snowboard, al volei playa y alguno más.

P: ¿Qué deportes practicáis actualmente?

A: Hace cuatro años mi deporte estrella y en el que compito es el CrossFit, le dedico todo el tiempo que puedo, es ideal para mí, un reto diferente cada día, lucha contra uno mismo y me ayuda a mejorar en el resto de deportes que practico. Ah! Y hace muy poquito he empezado con las telas acrobáticas, muy recomendable!

B: Actualmente practico CrossFit que me ayuda a mantenerme en forma. Sigo entrenando Jiu-jitsu brasileño y grappling y, hace un par de años que me ha dado por hacer enduro, combinando de alguna manera el deporte de motor con la naturaleza.

 P: ¿Cómo os conocisteis?

A: Trabajábamos los dos en la misma empresa de gimnasios y coincidimos por primera vez en una formación de Pilates en la que yo era la formadora y Rogent uno de los alumnos, nos habíamos visto alguna vez en el gimnasio donde él trabajaba y al que yo iba puntualmente a hacer tareas de supervisión. Pero no fue hasta unos años después, en el box de CrossFit cuándo nos conocimos y empezamos a tener relación, y poco a poco esa relación se ha convertido en una vida en pareja fabulosa y muy compenetrada.

R: Pues Anuska fue mi profe en una formación de Pilates ya hace unos cuantos años. En esa época pensé “mira que tía más maja, un poco seria, pero maja”. Tiempo después nos reencontramos entrenando CrossFit, seguimos conociéndonos y hasta ahora, que seguimos juntos y súper felices.

P: ¿A qué os dedicáis actualmente?

A: Actualmente ayudo en la gestión de los tres box de CrossFit que pertenecen a la misma empresa Reebok CrossFit BCN, CrossFit Les Corts y CrossFit Bétulo. Es genial poder compaginar el deporte, la gestión y la fisioterapia en un mismo trabajo, y yo, lo he conseguido!

Además formo parte del equipo de El Deporte en Femenino, un equipo de 10 mujeres profesionales que pretendemos llegar a todas las mujeres que estén interesadas en el mundo de la salud, deporte y mujer con voz de mujer.

R: Pues actualmente formo parte del equipo de coaches de CrossFIt Les Corts y doy clases de MMA y Jiu-Jitsu brasileño en Eixample Fitness.

P: ¿Qué proyectos tenéis para un futuro próximo?

A: A nivel deportivo poder seguir estando al máximo nivel de rendimiento y progresar en mis debilidades. A nivel profesional hacer crecer el CrossFit de calidad en nuestra ciudad, asegurarme de que la práctica de éste deporte se hace en las condiciones necesarias y desmitificar las actividades físicas asociadas a “mujeres y hombres”. A nivel personal el futuro próximo se presenta fabuloso con una boda y muchas ganas de hacer que nuestra familia crezca.

R: Como ha dicho Anuska, pronto nos casamos y eso nos ocupa buena parte de nuestro tiempo libre. A nivel profesional, mi objetivo es seguir mejorando día a día como entrenador y transmitir todos mis conocimientos a quien los quiera. A nivel deportivo, me gustaría seguir mejorando mis (de momento) pobres habilidades endureras y seguir divirtiéndome con el CrossFit y la lucha.

 

 

 

 

Crossfit


Galería

Snow, golf, pilates, motocross…


Galería

MMA


Galería

“He llegado a competir de manera profesional, luchando en torneos internacionales como Bellator, KSW, M-1 Global, Strength & Hono”

Triatlón


Galería

“Tengo que reconocer que no me gusta mucho correr y para vencer esa relación disfuncional me animé a hacer triatlones, en los que mi parte “favorita” llegaba al final, cuando estabas agotado y mentalmente estresado, me fue bien, ahora me gusta un poco más ”

Fútbol Americano


Galería

Anuska Peguero


Galería